un 69 para olvidar que las vacaciones se acaban